Alucinación junto al mar, de ClamorGraciela Rincón Calcaño

Alucinación junto al mar, de Clamor

"Con la espalda reclinada sobre rocas calcinantes
que el mar barre en turbulentas, negras noches de huracán,
yo he soñado un amor loco, con vaivén de tempestades,
fragoroso cual la ola, como el cielo, alucinante,
con olor de algas yodadas y sabor acre de sal.
Un amor de torbellinos, de aluviones y de trombas;
de horizontes infinitos sobre el mar y bajo el sol,
que al reflejo misterioso del crepúsculo me arroje
en la gélida caverna que la luz jamás visita
donde aguarda mi llegada, fiero y ágil, un tritón.
Y en su torso resbaloso por el limo de los siglos
sobre el lomo de las ondas cabalgar y cabalgar,
hasta ser arrebatada por el dios de los abismos
y en sus brazos musculosos, y en su amarga, fría boca
el amor que está vedado a los hombres, succionar...
Con la espalda reclinada sobre rocas calcinantes
yo he soñado ser ondina, domadora de la mar;
pernoctar en las entrañas de los piélagos eternos,
adornarme con tesoros como chispas del averno
y jamás a flor de tierra dura y recia, regresar...! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com