El Caballero de San Francisco (fragmento)Ivan Bunin

El Caballero de San Francisco (fragmento)

"Los hornos gigantes rugían devorando con sus fauces montañas de carbón, que arrojaban a ellas hombres desnudos hasta la cintura, bañados en su propio sudor corrosivo y sucio y encendidos con el reflejo de las llamas rojas.
(...)
Entretanto, el cuerpo del viejo caballero de San Francisco regresaba a su hogar, a un sepulcro en las playas del Nuevo Mundo. Después de haber pasado por muchas humillaciones, por mucho abandono humano, después de haber vagado durante semanas de una aduana a otra, había sido conducido una vez más a aquel mismo famoso barco en el que tan recientemente, con tanta deferencia, había sido conducido al Viejo Mundo. Pero ahora era ocultado a las miradas de los vivos y descendido en su negro ataúd a las. profundidades negras. Y una vez más el barco inició su largo viaje marino. En la noche se alejó de la Isla de Capri. Para quien lo observaba desde aquella isla, había cierta tristeza en las luces del barco que desaparecía lentamente sobre el mar oscuro. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com