Diario (fragmento)Mihail Sebastian

Diario (fragmento)

"Me entero por Marietta Rares, de que ha muerto Nina Eliade. Un telegrama de Lisboa dio a conocer la noticia hace ya diez días. Una ola de recuerdos se levanta desde el pasado. Su cuartito arriba de todo en el pasaje Imobiliara; la máquina de escribir en la que copió casi al mismo tiempo Maitrey y Mujeres; las visitas vespertinas a la buhardilla de Mircea en la calle Melodiei; su inesperado amor; la fuga de Mircea a Poiana; la desesperación de Nina que yo, indefenso, intentaba aliviar; el regreso de Mircea; el noviazgo y, dos años después, su boda civil, en secreto, en las dependencias municipales de Galea Rahovei; su piso del bulevar Dinicu Golescu y luego el de Palade; nuestras excursiones a la montaña; los veranos en Breaza; los juegos en el patio de Floria de la calle Nerva Traian; nuestros años de amistad fraterna y después los años de confusión y desintegración hasta la ruptura, la enemistad y el olvido. Podo está muerto, desaparecido, perdito para siempre. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com