A un mal poeta. EpitafioAlonso de Castillo Solórzano

A un mal poeta. Epitafio

"Aquí yace un poeta tropezón,
de diferentes trovas trujamán,
oyolas el gran turco Solimán,
nueve veces cantar al zancarrón.

Atrevióse a pedir en Hellicón
la plaza de lacayo de Titán;
oyó la culta lengua en Popayán,
Nicaragua y las islas del Japón.

Salió más erudito que el rocín
o caballo Pegaso, y fue gran bien
el aprender a coces su latín.

Las Musas le han tratado con desdén,
nuevas veces pedía el malandrín,
hecho de tus jornadas palafrén. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com