BocioLeonard Nolens

Bocio

"Asomada a la ventana, con la mirada fija
en la profundidad, señala a los transeúntes
repitiendo una y otra vez:
la vida no es nada, no es nada.

Escuchad ese tono engatusador,
sus susurros y gemidos voluptuosos.
La vida no es nada, no es nada.

Henchido se le sale de la boca, un canto
a nuestra inutilidad, que me coloca
a la muerte en una clara perspectiva.
La vida no es nada, no es nada.

Y ya me marcho, la recojo de la
profundidad y la deposito en su cama
y me acurruco nuevamente contra ella.

Con un gesto brusco acerco su cara
y beso y seco todas sus lágrimas.
Con toda avidez como el bocio de su garganta
que ahora ella solloza en mis entrañas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com