DesnudezMahmud Sobh

Desnudez

"Desde que desnudé la muerte
de sus espejos de tres rostros, de su legendaria dimensión
y del ritual de los idólatras,
perdió para mí su forma de ataúdes, el colorido del azafrán.
Perdió el olor del miedo y aquellos laberintos de las tumbas,
los amuletos del incienso.
Perdióse su sabor de sacarral,
el vestido astuto de la sierpe.

Y, desde que la muerte estuvo muda,
ya no he vuelto a contemplar la Babel mesopotámica
ni las reconvenciones de los mandamientos.
Por eso ya no se apagan nunca mis ojos
y mi lengua es como mil torres y mil lenguas..
-Antes de que te maten, lucha-.

Desde que desnudé la muerte
ya no oigo en el valle del Jordán el terror de Jericó
ni las eternas fábulas.
Por eso ya mis piernas hoy no tiemblan.
Y mi mano es un viento. Y Palestina, mi caballo.

-Antes de ser crucificado, se como el Cristo-.
Desde que desnudé la muerte
no creo en el secreto profundo de las destrucciones.
Y no temo a la muerte desde que vi el desnudo.
-Cuando desaparezca de este mundo, no seré-. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com