AlkonSzymon Szymonowic

Alkon

"El anciano Alkon, lleno de vida,
aguarda la llegada de la muerte,
debido a que carece de fuerzas
para evadirse y preocupaciones que
perturben su mente; tenía dos hijos,
ambos solteros, uno de ellos marchó
a tierras extranjeras; a menudo el deseo
y la codicia causan la infamia.
La mano del hombre sostiene el montículo
funerario del rey. El matrimonio
no es traición sino juramento
que deposita en la tierra la
muerte negra y olvida las palabras
en la perseverancia y la fe de que los
cadáveres habrán de yacer en su tumba. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com