El estudio del instinto (fragmento)Nikolaas Tinbergen

El estudio del instinto (fragmento)

"Las emociones y otros fenómenos subjetivos son factores causales en el sentido científico del término. Uno de los exponentes más extremos de este punto de vista es Johannes Abraham Bierens de Haan.
Una vez más, no es éste el método que seguiremos en nuestro estudio del comportamiento animal. Dado que en los animales es imposible observar de modo objetivo los fenómenos subjetivos, sobra afirmar o negar su existencia. Es más, con frecuencia lleva a conclusiones falsas el atribuir una función causal a algo que no es observable objetivamente; y ello es especialmente peligroso porque el aceptar esa conclusión mata de raíz nuestro impulso a continuar investigando.
Para mencionar un caso: la conclusión de que el animal caza porque está hambriento dejará satisfechas a muchas personas, a primera vista. Sin embargo el uso de la palabra porque es ambiguo, ya que hambriento puede usarse como descripción conveniente del estado del animal, basada tanto en criterios subjetivos como objetivos. Cuando se usa el término de esa manera, se verá claramente que la conclusión es provisional y no satisfará al científico, que desea saber lo que está sucediendo en el interior del animal cuando se halla en dicho estado. El científico intentará descubrir qué impulsos estimulan los músculos utilizados en la búsqueda de alimento, de dónde provienen los mencionados impulsos, etc. Pero si se toma al pie de la letra la conclusión de que el animal caza porque está hambriento, como explicación causal, y si se afirma que el fenómeno subjetivo del hambre es una de las causas del comportamiento en busca de alimento, se confunden el pensamiento fisiológico y el psicológico. Aunque, como ya hemos dicho, el etólogo no pretende negar la posible existencia de fenómenos subjetivos en los animales, sí afirma que es fútil presentarlos como causas, ya que no pueden ser observados por métodos científicos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com