Después de los mares (fragmento)Mariana Bernárdez

Después de los mares (fragmento)

"¿Es el ensayo el lugar de encuentro entre poesía y filosofía? Afirmarlo es arriesgado, pero si el trance implica salir a la vida bien vale correr la apuesta.
La vida es un enredo de palabras, y las palabras poseen un lado oscuro cuya luminosidad tensa dentro de sí al sigilo y permite, en su arcano, establecer un vínculo con los otros. Sorprende la fundación de la elocuencia, su danza arrítmica para exacerbar el sonido de la respiración, cuando el aire es antesala de su proyección y el cuerpo se recoge germinando en montes y sierras. En ellos reposa su fatiga y comienza por habitar el verbo que sustenta el principio de evocación.
En esta tregua, los ojos, las manos, la entraña…, cobijan la esperanza de la lucidez como vahído primigenio, ése que aprende a conocer la querencia de nunca ser, de estar siempre naciendo, de sufrir la dolencia del alumbramiento, en la mesura de quien se reconoce en su golpe. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com