El bucanero rojo (fragmento)James Fenimore Cooper

El bucanero rojo (fragmento)

"La empresa se componía de cuatro personas, todas ellas mujeres. Una de ellas se hallaba en el declive de su edad, otra en su madurez, una tercera en el umbral de lo que llamamos vida, en tanto a la transición a las circunstancias sociales del mundo, la cuarta era una mujer de color de unos veinticinco años, que disfrutaba de la confianza y el respeto general.
Las primeras palabras inteligibles de la anciana a las jóvenes fueron las siguientes:
Y ahora, queridas, os daré las instrucciones para poder llevar a cabo esta empresa hostil de la forma más eficiente. Encontrad a vuestro padre y recordarle su promesa.
La joven más pequeña abrió los ojos y las lágrimas brillaron en ellos, aunque trató de reprimirlas en vano. Respondió con una voz suficientemente enérgica: Querida tía, no es necesario que me recuerdes una promesa en mi propio beneficio. Espero regresar con mi padre la próxima primavera. Confío en la fuerza de mi amor y de mis súplicas.
La mujer mayor adoptó cierto aire de decencia en su bondadoso rostro, como cuando un superior le habla a uno de sus subordinados: Tu actitud está plenamente justificada por la influencia que ejerces sobre el General Grayson. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com