Descubro y acuso (fragmento)Eliseo Bayo

Descubro y acuso (fragmento)

"Sólo hay una justificación para resistirse al cambio: tener algo que perder con él.El miedo a la libertad atenaza a los opresores, no a los oprimidos. El problema consiste en encontrar las causas de por qué siendo éstos más numerosos que aquéllos, no pueden imponer el cambio satisfactorio. En principio, parece extraño comprobar cómo en una época de profundos logros científico-técnicos, con un vasto dispositivo quepermite desentrañar algunas de las leyes hasta ahora más herméticas de la Naturaleza,no se dispone de información suficiente para explicar adecuadamente las causas de las resistencias al cambio. Conocemos peculiaridades complicadísimas de la materia y hemos asistido a la destrucción de leyes físicas que abren una perspectiva nueva para explicar el origen y el futuro de la vida en el Universo. Sin embargo, no entendemos qué ocurre en la vida social y política, por qué se produce una serie de hechos que alteran y destruyen la vida política de los países. El «enmascaramiento» de la realidad sociopolítica es la primera finalidad de los que se oponen al cambio.
Socialmente existe una primera contradicción entre los individuos y sus colectividades y los grupos que se oponen al cambio. El individuo tiene prioritariamente un interés individual. Nace y tiene que aprender a sobrevivir. Lo curioso es que la mayoría de la población no forma un todo homogéneo, de inquietudes solidarias, sino una suma forzada de preocupaciones individuales. «No le queda tiempo para pensar». Durante los primeros años de su vida tiene que dedicarse a formar su propia estructura física. «Uno de los más importantes y peculiares aspectos del progreso histórico de la conciencia —dice el académico de ciencias soviético Nicolai Dubinin— fue que no reposó sobre la evolución del programa genético del hombre. Durante los cuarenta mil años de la historia del Homo sapiens, el genotipo de la población de la Humanidad no ha sufrido transformaciones directas. Contra este background de estructuras de población genéticamente estables la conciencia no ha estado conectada con cambios en el código genético. Los logros del progreso social no se imprimían en los genes. Impreso sobre la cultura espiritual y material, el programa social que forma la conciencia de la gente tiene un contenido social y no biológico». Todo esto demuestra que la base material del progreso del hombre no es una evolución genética. Los logros del progreso social no son transmitidos a través de los mecanismos materiales de la herencia biológica. Ninguna generación posee conciencia tan pronto como llega al mundo. La conciencia surge como una nueva cualidad en el proceso de su ontogénesis bajo la influencia de la práctica social. De este modo, el fundamento material del progreso del hombre tiende a diferir de otras formas orgánicas de la evolución. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com