El misterio eterno (fragmento)Gustaf Geijerstam

El misterio eterno (fragmento)

"Cada palabra pronunciada me infligía un nuevo dolor. Nunca podré olvidar nuestra extraña despedida.
Cuando me había recuperado un tanto de la impresión, Maud dijo:
"Especialmente en estos días en los que me prohíbo a mí misma sentir, cuando pienso en ello, una cascada de palabras se vierte sobre mí. Personas, eventos y sucesos de mi vida-todo fluyó sobre mí. Me siento muy cansada. Y sin embargo tuve misericordia de ti. Yo te amaba. Pero mientras tú permanecías absorto en tus dudas, yo deseaba vivir. Se me olvidaba que nunca he actuado de la misma forma que Karsten. No he sido capaz de soportar no poder tomar todo de ti. Ya no había espacio para entregar."
¿Me comprendes, o por lo menos empiezas a entenderme? Yo te quería y noche tras noche, no pasaba un día sin que deseara sentirme acompañada en mi sentimiento. ¿Te acuerdas de nuestro período de compromiso? Mi solidaridad contigo era tal que contaba los minutos que faltaban para la boda. Tú no necesitabas decir nada, Karsten. Ya entonces me di cuenta. Palabras claras y directas. Me dijiste que nunca encontrarías la felicidad conmigo y esta verdad me desesperaba.
Llegué a sentirme hastiada de tu suicida destino. Era tan ingenua como para creer que podrías cambiar. Quizás con algo de suerte-pensé- Era tan infantil y estaba tan llena de confianza en mí misma, que pensé que nadie podría hacerte más feliz que yo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com