El peregrino (fragmento)Tiit Aleksejev

El peregrino (fragmento)

"Anno Domini 1148. Abadía de la Madre de Dios, Boscodon, Provenza. Mi nombre es Dieter. Una vez fui otra persona, pero carece ya de importancia. El país del que procedo ya no es el que era y quienes podrían recordarme están ya muertos. No tengo país ni pueblo. Sólo soy una gota de agua en un recipiente, nada más. De todos modos, me he esforzado por tratar de encontrar mi tierra de origen a partir de diversos manuscritos, mapas y relatos de viajeros. Sólo hallé la nada. Sin embargo, recuerdo las nubes en el cielo, la niebla de sus prados y las huellas dejadas por la serpiente de cabeza roma cuando se deslizaba a través de la paja cortada. Y sé que no estaba soñando. El verdadero hogar de un hombre es el lugar que halla en el camino, que lleva en sus pensamientos. En mis pensamientos ese lugar es la Ciudad de Dios que hemos recuperado de manos de los infieles. Para mí está en todo y en todas partes. Cada noche, el desierto se arrastra a través de mi umbral, sopla el viento sobre las dunas de arena y los peregrinos tratan de cruzar esa yerma e infinita extensión. Entonces ya no es necesario hojear antiguas crónicas amarillentas sobre viajes. El caminante trata de acercarse a Dios y en el centro de cada mapa se halla emergente la ciudad de Jerusalén. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com