El empleado (fragmento)L.P. Hartley

El empleado (fragmento)

"En cuanto pensaba en mujeres, su memoria evocaba la imagen de los zapatos de su madre, que tenía aproximadamente una docena de ellos. Ella gastaba su dinero también en otras fruslerías diversas, pero los zapatos eran la extravagancia principal que hubo de aceptar su padre. ¿Por qué tenía que tener tantos? Ella preguntaría con lágrimas en los ojos acerca de su hijo mayor; y él, que se sentía responsable de cualquier nimiedad que la afectara, no podría argumentar por qué no debería tener tantos, y lloraría también. Ella era dulce como la miel cuando su padre se mostraba enojado con ella, lo cual no sucedía a menudo. Le acariciaba y le reprendía de modo que su padre nunca sabía qué esperar, pero sí que no dependería de su comportamiento, sino del humor que afectara el ánimo de su esposa. Siempre lograba salirse con la suya respecto a los zapatos; si se deshacía de un par, dos nuevos pares eran añadidos. ¿Qué sucedía en realidad con todo esto? -se preguntaba el hijo, que creció en medio de este ambiente. La familia no tenía mucho dinero; de hecho él y los demás llevaban sólo un par de zapatos, pero su madre disponía de toda una hilera. Creció odiando la vista de los mismos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com