Batalla de reinas (fragmento)León Gozlan

Batalla de reinas (fragmento)

"Sturmer solo. ¡Bravo! ya estamos dentro de la plaza! ¿Querrá Dios que yo no me muera sin haber visto subir al Rey Estanislao otra vez al trono de sus antepasados? Ínterin vuelve a ocupar el suyo, hétenos ya en un magnífico palacio, rodeados de guardias de honor, damas y servidumbre como en otro tiempo. No nos falta más que un reino... y un ejército para conquistarle. Pero no olvidemos que la princesa María desea hablarme. Va a dar la hora. ¿Qué me querrá?
Sturmer, Conde.
Conde. Sturmer, dime.
Stur. ¡Ah! ¿Sois vos, mi capitán? Por fin triunfamos, ya lo veis. Vuestros amigos han vuelto a la prosperidad.
Conde. ¿Y la princesa?... ¿Sabes si podré hablarla un momento esta mañana?
Stur. ¡Oh! eso ya no me concierne a mí, capitán. Es preciso que para eso os dirijáis primero al sumiller de guardias, el cual os dirigirá a un mayordomo, el cual os dirigirá a una camarista, y ésta os encaminará... ¿Qué queréis? ¡son tan dichosos que no hay medio de acercárseles!
Conde. Es preciso, sin embargo, que yo vea a la princesa.
Stur. La veréis. Justamente me ha mandado decir que tenía que hablarme. Ésta es la hora.
Conde. Te lo pido por Dios, mi buen Sturmer.
Stur. Voy allá. Contad siempre conmigo, capitán. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com