Al encuentro de la esperanza (fragmento)Nassuf Djailani

Al encuentro de la esperanza (fragmento)

"La madre no puede soportarlo más. Le dolían los pies, sus alpargatas se habían roto e iba a la zaga. Estaba embarazada ya de ocho meses. Nuestro padre la agarraba tratando de que no se desmayara. Nos detuvimos al abrigo de unos árboles de hoja gruesa. Nuestro Padre y Madre se sentaron abajo, ella puso su cabeza en mi regazo y Padre rápidamente se subió al árbol del coco. Arrancó unos cocos verdes con sus grandes manos y se deslizó a lo largo del tronco.
En la distancia, el estrépito de las balas se vuelve más agudo. Los civiles abandonan sus aldeas con los bultos sobre sus cabezas. Padre tiene el viejo transistor pegado a su oreja. Radio France Internationale emite reportajes en directo. El estruendo de las balas resuena a través de las ondas hertzianas.
Un trecho más allá, Padre rompe la fibra del verde coco sobre una roca, hace un agujero con un tallo y le pide a Madre que beba unos sorbos. La bebida dulce le insufla fuerzas, se levanta y rompe la cáscara. Usa la fibra de coco a modo de cuchara, saborea la pulpa jugosa antes de empezar de nuevo.
Tras dos horas de ardua caminata, se puede ver el pueblo de Koki a lo lejos. El balido de las cabras y las ovejas compite con los disparos a unos cientos de metros por delante de nuestra posición. Padre hace un recorrido por el pueblo y consulta a los jefes. Se entera de que hay un vehículo que saldrá temprano a la mañana siguiente hacia Mutsamudu.
Al primer destello del alba estamos listos para partir. El pueblo pronto comienza a moverse y luego se vacía no dejando ni una sola alma detrás. En la camioneta nos dirigimos a Bambao, donde otros transbordadores nos llevarán a Domoni. Madre siente náuseas a causa de las continuas sacudidas de los caminos repletos de baches y no tiene más remedio que vomitar sobre la hierba circundante, ante la atenta mirada de Padre, que la sostiene y cinco minutos después regresan y emprendemos de nuevo el viaje. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com