El castillo de Barbazul (fragmento)Béla Balázs

El castillo de Barbazul (fragmento)

"JUDITH. Secaré estas sollozantes piedras, con mis propias manos las enjugaré. Calentaré este frío mármol, lo calentaré con mi cuerpo palpitante. Déjame, amado Barbazul, déjame intentarlo. Llenaré de luz tu castillo, tú y yo derribaremos estas murallas. El viento silbará, entrará la luz, sí entrará la luz. Tu casa brillará como el oro.
BARBAZUL. Mi castillo nunca brillará.
JUDITH. Voy a seguir mi camino, Barbazul. Muéstrame ahora tu castillo. Veo siete grandes puertas cerradas con trabas y cerrojos. ¿Por qué están cerradas esas puertas?
BARBAZUL. Nadie ha de ver lo que hay tras ellas.
JUDITH. ¡Ábrelas, ábrelas! ¡De par en par! ¡Voy a romper las cerraduras! ¡Las barrerá el viento, entrará la luz!
BARBAZUL. No olvides las habladurías sobre mí.
JUDITH. La luz, el aire alegrarán tu castillo. La alegre claridad, la suave brisa animarán tu triste morada. ¡Abre, abre, abre!
(Judith golpea la primera puerta; al golpe responde un gemido cavernoso como si el viento de la noche susurrara por tortuosos laberintos)
Ah! ¿Qué ha sido eso? ¿Quién ha suspirado? ¿Quién ha gemido?¡Responde, Barbazul! ¡Lúgubre morada, triste castillo, casa de angustia!
BARBAZUL. ¿Tienes miedo?
JUDITH. He escuchado la queja de tu castillo.
BARBAZUL. ¿La oíste?
JUDITH. Sí, oí un suspiro de angustia. Vamos a abrir, los dos juntos. ¿O seré yo quien abra sola? Lo haré con sumo cuidado, suavemente, suavemente, con cuidado. ¡Oh, mi Barbazul, entrégame las llaves! ¡Dámelas, por el amor que te tengo!
BARBAZUL. Benditas sean tus suaves manos, Judith.
JUDITH. ¡Gracias, gracias! Barbazul, permíteme abrir ahora.
(Al abrir, el eco repite el gemido en un susurro)
¿Oyes? ¿Oyes?
(La puerta se abre sin ningún sonido. Muestra una estancia con la pared roja, como una herida abierta, que proyecta una luz carmesí sobre el suelo ¡Ah!
BARBAZUL. ¿Qué has visto? ¿Qué has visto?
JUDITH. ¡Cadenas, puñales, potros de tortura, tenazas; hierros de marcar!
BARBAZUL. Judith, es mi cámara de torturas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com