Don Rodrigo (fragmento)Antonio Arnao

Don Rodrigo (fragmento)

"¡Ay! Esa es tu alegría que llantos acarrea, y esa hermosa (que vio el sol en mal día). A España, ¡ay, cuán llorosa! y al cetro de los godos cuán costosa. Fray Luis de León.
Florinda. ¡Oh fieles servidores que veis con gozo la ventura mía! Gracias os da mi corazón. Ardiente y henchido de alegría, late en ámbito estrecho, cual si romper quisiera la cárcel de mi pecho. (Sólo, ay Dios, la memoria de mi proscrito padre viene a turbar tan inefable gloria.) En alas del amor y la esperanza mi pensamiento rápido se lanza, y arrebatarme creo al cielo que me pinta mi deseo. No de Rodrigo en el trono ciega brillar ambiciono: Sólo en sus tiernos amores quiero por siempre reinar. Él es mi bien, mi ventura: soy su esperanza más pura: nunca este lazo de flores venga el destino a cortar.
Coro. Monarca glorioso tu fe galardona.
Florinda. Mi pecho gozoso le aclama señor.
Coro. El alma te rinda.
Florinda. Más no la corona.
Coro. Victoria a Florinda. ¡Cuán noble es su amor!
Florinda. De la amante que te espera, caro bien, oye el acento: vuela a darle dulce aliento con tus frases de amador. Tu ternura lisonjera fue su gloria apetecida: junto a ti será su vida como sueño encantador.
Coro. Victoria a Florinda. ¡Cuán noble es su amor!
Prudentila. Señora, el noble Teudo pretende hablarte. Con tenaz instancia pide que te lo diga.
Florinda. (Con aspereza) ¿Y qué desea? Me cansó ya su amor y su arrogancia.
Prudentila. ¿Verle no quieres?
Florinda. Sí; que pase al punto. Será para su daño. Váyase Prudentila por donde entró. Dejadme. Al coro. Id a esperar, oh servidores, la llegada del Rey. El coro sale por el fondo. ¡Qué desengaño van a llevar, oh Teudo, tus amores!
Teudo. Florinda encantadora, perdona si a tus plantas. Hinca una rodilla. Me arrastra la pasión que me devora. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com