Cómo acercarse al teatro (fragmento)Héctor Azar

Cómo acercarse al teatro (fragmento)

"De esta facultad religadora (de la cual viene el vocablo religión) podemos derivar la doble capacidad que el teatro contiene, para "explicar" y "exponer" aspectos de la naturaleza orgánica creadora: el teatro como medio audio-visual, ya que lo que se ve y se escucha, se comprende más claramente que aquello que solamente se mira o se oye. Privilegio de la representación teatral éste, que hace del teatro el recurso de comunicación e información por excelencia, lo mismo para formar conceptos que conjuntos sociales mediante la educación. El teatro como posibilidad educativa, útil para descubrir los misterios de la vida; para divertir, hacer conciencia; así como para publicitar, entorpecer o enajenar a las mayorías, de acuerdo a las finalidades y objetivos para los cuales se utilice el teatro.
Es así como el teatro recorre caminos paralelos a los del desarrollo social. Junto con éste, el teatro expresa, desde sus escenarios, la verdad o la mentira públicas que un país entero está viviendo, de acuerdo al pulso de los tiempos que corren y al impulso que la nación le imprima, en su búsqueda de mejores niveles de vida. La grandeza, la estabilidad e inestabilidad sociales, el grado de decadencia y desencanto, de evolución o de estancamiento, se conoce en un país mediante las obras que en los teatros atraen a los habitantes de ese país. A los teatros acude la gente para verse y sentirse expresada, reflejada, observada y quizás atendida; reflejos de la sociedad que se mira en un espejo inmenso. A los teatros llegan las diversas clases sociales para sorprenderse ante la expresión de sus propias virtudes, como ante la reflexión de sus defectos propios. Es en los teatros donde se reúne el pueblo: en sus plazas, en sus ágoras; ahí se encuentra la gente con la gente, los diversos estratos constitutivos de una sociedad; el público, esa parte del pueblo que esa tarde asistió al teatro a alternar con los otros, con los que no conoce y que, sin embargo, de ello, pueden ser sus semejantes, sus próximos, sus prójimos. En esta relación de encuentros y reencuentros consiste el valor conjuntual y gregario del teatro: aquel que, para ser realizado, necesita del concurso del grupo coherente, no de las individualidades aisladas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com