El caso Franza (fragmento)Ingeborg Bachmann

El caso Franza (fragmento)

"Viaje nocturno. Regreso a Galicien, Mt 12,20. Cuán irresistible es Galicien, el amor. Exhausto, se dormía una y otra vez. Pero el amor es irresistible. Pues sí, le llevaba algo de ropa. Por lo demás, no se le ocurría nada, nada parecido se le pasaba por la cabeza, no conocía ese tipo de frases, y pensaba: los Jordan de este mundo, y ¿cómo rezaba aquella frase que Franza siempre le decía? Los Jordan jamás serán vencidos, y el amor, en cambio, es..., la frase, sin embargo, la frase de culto de Franza era totalmente distinta: entre cien hermanos. Martin le preguntaría eso de entre cien hermanos. ¿Y a qué se refería él cuando hablaba de los Jordan de este mundo? Convertía a una sola persona en muchas por el simple hecho de que esa persona lo fastidiaba y le había resultado sospechosa desde un principio, pero nada más. ¿Qué sabe este esclavo de los honores y de las órdenes? Aquella noche, el tesoro inagotable de la furia de Martin contenía cientos de palabras con las cuales aplastaba a Jordan o a todos los Jordan habidos y por haber, diciendo: ¿quién era, quién era éste?, y cuanto más inconexa se mostraba su rabia a causa del cansancio, tanto más se agotaba; se le aparecieron imágenes de su hermana, sólo que de noche, cuando llegara, difícilmente bajaría corriendo por una colina ni iría descalza, con las piernas siempre llenas de rasguños, y con un simple vestido hecho con la tela de una cortina, de la cortina de la sala, siempre había llevado esa farda, pues era una Ranner, vulgo Tobai, la última de una familia, una figura mítica que lo sacó del río Gail, que entró en las aguas heladas, y por esta figura buscaba Martin el camino de regreso a una infancia que no recordaba. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com