Benarés (fragmento)Barlen Pyamootoo

Benarés (fragmento)

"Un día, Mayi llegó a casa. Yo vivía en frente de la tienda, no hace mucho tiempo. Mi casa tenía sólo una habitación, pero estaba dispuesta de tal modo que, cuando se abría la puerta o la ventana un árbol enraizado en medio del patio, ocultaba el cielo y el sol y confería una perpetua sombra a lo largo del día. Era agradable cuando hacía calor. Un camino de tierra bordeaba el patio, que era frecuentado por los amantes, los fumadores o aquéllos que regresaban del camino que llevaba al mar y a una playa grande y tranquila. También asistían bebedores, pero no se movían, se quedaban pegados a la tienda, que estaba lejos del mar. Más allá te encontrabas con el dispensario, el servicio de correos y varias casas habitadas, dando la impresión de que la faz del pueblo estuviera sesgada en dos partes hasta llegar a la escuela, la casa de mis padres y la de los Mayi. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com