El día de hoy (fragmento)Alejandro Gándara

El día de hoy (fragmento)

"Seguimos por la acera de San Pedro el Viejo, donde veneran a Jesús el Pobre, atracción para devotos y mendigos profesionales que trabajan la escalinata todo el año. Hoy ya se instalaron dos clásicos, el peregrino con gorro polar y botas de montaña envuelto en la bandera de España y la rumana forrada de sayas y pañuelos, apenas asomando entre la peladura. Están sentados en los primeros peldaños y Jefe les echa una meada equidistante. A los mendigos no les gusta. Al fin y al cabo, es su despacho cara al público. Siempre sigo camino y evito la trifulca. Pero ahora el peregrino está gruñendo por lo bajo y cuando Jefe pasa por delante le lanza un escupitajo que acierta en la oreja. Me quedo mirando el lapo como si fuera a pasar algo en él, pero en realidad no lo estoy mirando, sólo estoy atento al hormigueo de las manos, al latido del estómago.
Es una electricidad súbita. Debiera seguir adelante, llevarme al perro, zanjar. No se hace. A cambio, subo escalones de un voltazo, no del todo yo. Le digo al peregrino: Límpiaselo. El peregrino se crece, hincha los carrillos, coloca los labios y apunta otra vez a Jefe. Pero le desinflo con un amago de patada en la cara que tiene que esquivar, la bandera española ondeando. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com