El narciso en su opinión (fragmento)Guillén de Castro

El narciso en su opinión (fragmento)

"(Salen un Escudero viejo y don Gutierre.)
Escudero. ¿Dónde vas?
Gutierre. A mi señora doña Inés.
Escudero. Y ¿es bien tomarse licencia, llegar y entrarse?
Gutierre. Impórtame hablarla agora y tengo licencia suya.
Escudero. Y ¿es con azogue en los pies? Espera.
Gutierre (Aparte.) (Porque el marqués los casamientos concluya, la avisaré del estado en que mis cosas están, y así mis ojos verán mi firmeza en mi cuidado.)
Inés. ¿Qué es esto?
Gutierre. ¿Señora mía?
Inés. ¿Quién sois? ¿Con qué atrevimiento os metéis en mi aposento?
Gutierre. Ignorancia fue la mía porque entendí hallar en él quien mejor me recibiera.
Inés. Y ¿quién en mi casa fuera poco honesta y poco fiel?
Gutierre. Mi señora doña Inés, que me tiene honesto amor, me recibiera mejor.
Inés. ¿Quién?
Gutierre. La hermana del Marqués.
Inés. Pues ¿ a quién estáis hablando? ¿Venís en vos? ¿Estáis ciego? ¿Yo amor a vos?
Gutierre. ¿A qué llego?
Inés. ¿Loco estáis?
Gutierre. ¿Qué estoy mirando? ¿Tiene otra hermana el marqués? ¿Sois vos?
Inés. ¿Qué decís?
Gutierre. ¡Señora! ¿Sin la que el alma adora? Mi señora doña Inés hizo mi suerte dichosa, hizo un mar de mi alegría, soy tan suyo y es tan mía, que trata de ser mi esposa. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com