Basílica de San Julián y Santa Basilisa (fragmento)Vicente Lampérez

Basílica de San Julián y Santa Basilisa (fragmento)

"La Basílica de San Julián y Santa Basilisa, en los Prados de Oviedo, es lo único que subsiste de la villa que Alfonso II fundara en las cercanías de su corte, y en la que construyó palacios, baños y triclinios. Los cronistas antiguos dedicaron grandes alabanzas a la obra del rey Casto, especialmente Sebastián de Salamanca y el Albedense. No hay noticia exacta de la fecha de la consagración del templo, y sólo la conjetural de que fue a poco del año 816, en el que se verificó la última de las excursiones mahometanas en Asturias. En los días de Alfonso el Magno pasó de realenga a monástica; luego descendió a humilde priorato. En el siglo XVIII fue objeto de bárbaras adiciones y revocos, con lo que llegó al XX profundamente desfigurada. Tal como la conocieron los historiadores y arqueólogos de esta época era una basílica de tres naves, con otra de crucero, muy elevada; tres ábsides cuadrangulares, un recinto en el lado del Evangelio de aquella nave, un pórtico prolongadísimo en el frente, tripartido cerca del ingreso a la iglesia, y un cuerpo adicionado en el lado de la Epístola. Interiormente, las naves estaban cubiertas con bóvedas de medio cañón, con lunetos; exteriormente, un escandaloso revoco blanco y gris daba al vetusto edificio del siglo IX, un aspecto de vulgarísima iglesia pueblerina. Sólo por la fachada posterior se conservaba su ancianidad, viéndose los testeros de los ábsides, las ventanas arqueadas y con cierres calados, y en lo alto, un característico ajimez de estilo latino-bizantino. Emprendidos los trabajos de investigación y restauración, se demolieron desde luego las partes conocidamente adicionadas en el siglo XVIII, se picaron los revocos y se derribó la bóveda que cubría las naves; después se hicieron obras de reconstitución, que el señor Selgas expresa lealmente en su Monografía, por respetos arqueológicos y porque, si acaso hubo error, conste siempre. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com