El Diario de Pepys (fragmento)Jorge Ferrer Vidal

El Diario de Pepys (fragmento)

"En líneas generales mi posición en la Universidad era equívoca, porque yo no tenía caletre suficiente para tratar con textos de más de quinientas páginas y atender a las explicaciones de los profesores sobre temas que nada me importaban. Y así iban las cosas, cuando mediaron las recomendaciones de mi tío Ismael, que era el otro tarado de la familia, y como todos los deficientes de alma, hombre divertido.
Un día, al concluir sus explicaciones, el profesor de Historia Moderna, señor Valladares Fonseca, me pidió que la mañana siguiente subiese a su Seminario y lo hice, aunque me equivoqué de ascensor un par de veces. Yo llevaba ya un expediente académico en el que el suspenso rayaba a gran altura y tan sólo había aprobado cuatro asignaturas: una, por asistencia reiterada a clase, Geografía de España; otra, porque el catedrático se nos jubiló y hubo para celebrarlo aprobado general; otra más, porque la profesora era una mujer muy encendida y vestía trapos con escotes vertiginosos y yo me quedaba embobado en la contemplación de su intersticio, y era una tipa con sandunga y en el examen final, que fue un desastre, me dijo "le apruebo porque es usted un alumno muy fino de entendederas y sabe valorar lo verdaderamente estético, factor imprescindible en un historiador del Arte"; y la última asignatura, que aprobé el año pasado, fue un error de administración al pasar las notas a las actas, de modo que el amanuense que debía hallarse en Babia o en estado de memez, puso aprobado donde tenía que constar suspenso, y así me encontré con la "Historia de la Filosofía" en el bote. Para que digan después que los tontos no somos útiles.
Me presenté a la cita de Valladares Fonseca y el hombre me dijo:
-Óigame, Fernández, me ha dicho su tío que usted sabe inglés y voy a proponerle un trabajo que le supondrá nota alta en la asignatura. Haga el favor de leerse el Diario de Pepys y redácteme un trabajo sobre el tema, a ver si me entero de una vez quién era ese caballero y lo que dice en su Diario. Tiene usted para ello todo el curso. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com