El juicio final de los reyes (fragmento)Sylvain Maréchal

El juicio final de los reyes (fragmento)

"(Los reyes avanzan hacia el pastel)
La Emperatriz. ¡Un momento! Como Emperatriz y dueña de este vasto imperio reclamo la mayor parte.
El Rey de Polonia. Tu boca nunca ha sido pequeña, Catalina, pero no estamos en San Petersburgo; a cada uno le sea concedido lo suyo.
El Rey de Nápoles. ¡Sí! ¡sí! A cada uno lo suyo. Este bizcocho no se parece a la autoproclamada República de Polonia.
El Rey de Prusia. Dejad vuestro cetro en las manos de la Emperatriz.
La Emperatriz. Cállate, secuestrador de Silesia.
El Papa. ¡Señores! Demos al César lo que es del César.
La Emperatriz. Devuelve al César lo que es del César, pequeño Obispo de Roma…
El Emperador. La paz. Paz para todo el mundo.
El Rey de Prusia. Sí, pero no será por mucho tiempo.
El Rey de Nápoles.
El volcán hará que todos estemos de acuerdo. Una lava ardiente que desciende sobre nosotros. ¡Dios mío!
El Rey de España.
¡Ayudadme, querida Señora! Si no cedo, estaré indefenso.
El Papa. Y yo soy mujer.
Catalina. Y yo acepto a jacobinos y franciscanos. El volcán entró en erupción: el teatro quedará convertido en piedra… El fuego de la explosión asediará todas las entrañas entreabiertas de la tierra. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com