El nihilismo (fragmento)Franco Volpi

El nihilismo (fragmento)

"Dejemos de buen grado a los astrólogos la interpretación de estos retornos periódicos y constatemos simplemente que el panorama de las teorías éticas contemporáneas ofrece un espectáculo babélico. La confusión reina soberanamente, sea en la tradición del pensamiento continental, donde se puede ir desde el "neoaristotelismo" de Gadamer pasando por la "ética de la argumentación" de Jürgen Habermas y Karl Otto Apel hasta la "ética de la responsabilidad" de Hans Jonas, sea en el campo de la discusión anglo-americana, donde se pasa del utilitarismo a la metaética, del neocontractualismo a la ética pública, del liberalismo al comunitarismo, de la bioética a la ética del medio ambiente. El catálogo de las ideas es variado y el turista podría pasear hasta el infinito en el jardín-mercado de las éticas.
La realidad es que se está repitiendo hoy, en medida agravada en razón del cuadro nihilista y del carácter planetario y complejo de la vida moderna, la crisis que ha surcado otras épocas históricas, y que está caracterizada por el conflicto entre visiones del mundo y sistemas de normas diferentes, por la dificultad de encuadrar en los paradigmas éticos tradicionales acciones y hechos morales de nuevo tipo, por la competencia entre las diversas teorías éticas que genera logomaquias sin vencedores ni vencidos y da como resultado la indiferencia, el relativismo y el escepticismo.
Las cosas no van mejor en el plano práctico. Se desvanece la fuerza vinculante de las normas morales y la posibilidad de que encuentren disponibilidad para ser aceptadas y aplicadas. También aquí es necesario constatar: Paradigm Lost. Las referencias tradicionales -los mitos, los dioses, las trascendencias, los valores- han sido erosionados por el desencanto del mundo. La racionalización científico-técnica ha producido la indecibilidad de las opciones últimas en el plano de la sola razón. El resultado es el politeísmo de los valores y la isostenia de las decisiones, e incluso de la estupidez de las prescripciones y la inutilidad de las prohibiciones. En el mundo gobernado por la ciencia y la técnica la eficacia de los imperativos morales parece igual a la de los frenos de bicicleta montados en un jumbo jet (Beck, 1988: 194). Bajo el casquete de acero del nihilismo ya no hay virtud o moral posible. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com