De la mitocrítica al mitoanálisis (fragmento)Gilbert Durand

De la mitocrítica al mitoanálisis (fragmento)

"Anatole France usa el epíteto "modesta" para gratificar el alma "delicada" y "benévola" de Xavier de Maistre; se puede aplicar sin dificultad al conjunto de la obra del noble saboyano. Pues modestas son, en primer lugar, las dimensiones e las Obras completas, que no superan el elegante volumen publicado en 1825. Modesto el lugar que ocupa la obra literaria en la vida del propio autor. Como escribe mi amigo Henry Planche, "estas obras no ocupan más de un pequeño volumen que sólo exigió unas pocas horas en un largo destino"; destino consagrado más a la pintura, la vida brillante de los salones, el duro oficio de las armas, antes que a las tareas literarias. Modesto también el lugar ocupado por el hijo segundo de los De Maistre, a la sombra del mayor, Joseph, cuyas Soirées de Saint-Petersbourg eclipsaron a menudo el liviano El viaje alrededor de mi habitación. Demasiado modesto, finalmente, el lugar que la literatura francesa ha reservado a este escritor ocasional, exiliado en la lejana Rusia, editado en Lausana y San Petersburgo mucho antes que en París, pero cuya obra anuncia a la vez la obsesión lamartiniana pro el tiempo que huye o la epopeya de Miguel Strogoff, y estas reversiones de la epopeya romántica, estas situaciones "oximorónicas" que tanto interesaron a mi amigo el crítico Léon Cellier. Uno se sorprende al ver al piadoso vizconde escribir en 1790: "No puedo reprimir cierto interés por este pobre Satán [...] incluso creo que le ayudaría gustoso, pese a la vergüenza que me retiene.". Esta curiosa "admiración" por la "firmeza", la "grandeza de su valor", constituye un preludio precoz a tantos famosos "fin de Satán" románticos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com