Egidio, el granjero de Ham (fragmento)J. R. R. Tolkien

Egidio, el granjero de Ham (fragmento)

"Todavía se conservaba la costumbre de servir cola de dragón al rey en el banquete de Navidad, y cada año se elegía un caballero para que se encargara de la caza. Debía salir el día de San Nicolás y regresar con la cola de dragón antes de la víspera de la celebración. Pero hacía ya muchos años que el cocinero real venía preparando un platillo exquisito: una imitación de cola de dragón, hecha de hojaldre y pasta de almendras, con escamas bien simuladas de azúcar glaseada. El caballero elegido la presentaba luego en el salón del banquete, en Nochebuena, mientras tocaban los violines y sonaban las trompetas. La cola se servía como postre el día de Navidad, y todo el mundo comentaba (para complacer al cocinero) que sabía mucho mejor que la auténtica. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com