Algunas lecciones sobre el destino del sabio (fragmento)Johann Gottlieb Fichte

Algunas lecciones sobre el destino del sabio (fragmento)

"Sólo sobre un punto os debo todavía una explicación. Las ciencias, como sabéis sin duda todos, no han sido descubiertas para la ociosa ocupación del espíritu ni para las necesidades de un lujo más refinado. Pues entonces pertenecería el sabio justamente a la clase a la que pertenecen todos los instrumentos vivientes de este lujo que no es otra cosa que lujo, e incluso en esta clase el puesto más alto le podría ser disputado. Toda nuestra investigación debe apuntar al fin supremo de la humanidad, el ennoblecimiento de la especie de la que somos miembros, y los pupilos de la ciencia constituyen el centro a partir del cual la humanidad en el sentido más elevado del término tiene que irradiarse. Toda aportación que recibe la ciencia, incrementa los deberes de sus servidores. Por consiguiente, será cada vez más necesario tomar en consideración muy seriamente las cuestiones siguientes: ¿Cuál es el destino propio del sabio? ¿Qué lugar se le ha asignado en el orden de las cosas? ¿Qué relaciones mantienen los sabios entre sí, con los otros hombres en general, y especialmente con los diferentes estamentos? ¿Cómo y con qué medios pueden cumplir mejor los deberes que les son impuestos por estas relaciones? ¿Y cómo deben formarse para desarrollar las habilidades que requiere ese fin? Éstas son las cuestiones que intentaré responder en las lecciones públicas que he anunciado con el título Moral para los sabios. No esperéis de estos coloquios una ciencia sistemática: el sabio falla más a menudo en su obrar que en su saber. Permitidnos más bien, como una sociedad de amigos reunidos por más de un solo lazo, emplear estas horas juntos en despertar en nosotros mismos el sentimiento ardiente y elevado de nuestros deberes colectivos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com