Diarios (fragmento)Sofía Behrs

Diarios (fragmento)

"Amo a mis hijos con pasión, con desgarro: cualquier sufrimiento, por pequeño que sea, me lleva a la desesperación; una sonrisa, una mirada, me hacen llorar de alegría. Iliusha no se encuentra bien. Estoy esperando a los Diákov, a Tania, a Máshenka (hermana de Tostoi), que vienen con las niñas. Hoy se han instalado en su nueva residencia. Dar el pecho supone un gran esfuerzo, y a menudo me siento débil. Si no quisiera tanto a los niños, todo resultaría más fácil. [...] Me encuentro en un terrible estado de perplejidad, de angustiosa urgencia, como si pronto debiera acabarse algo. Muchas son las cosas que en breve van a llegar a su fin, y eso me asusta. Los niños han estado continuamente enfermos, y con la inglesa (la institutriz) todo es triste e incómodo. Sigue sin entusiasmarme. Dicen que cuando uno está a punto de morir siente ansiedad. Y yo experimento tal ansiedad que siempre estoy corriendo de acá para allá, y hay tantas cosas que atender. Lióvochka (su marido) ha estado escribiendo frenéticamente todo el invierno, lleno de emoción y con lágrimas en los ojos. 1. En mi opinión su novela debe ser soberbia. Todo lo que me lee me emociona también tanto que casi se me saltan las lágrimas, y no sé si eso se debe a que soy su mujer –es decir, obedece a mi simpatía- , o a que es realmente bueno. Creo que más bien a esto último. A nosotros, a la familia, lo único que nos reporta son les fatigues du travail, a mi me muestra una impaciente irritación, y últimamente he empezado a sentirme muy sola. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com