Dos damas muy serias (fragmento)Jane Auer

Dos damas muy serias (fragmento)

"Les diré simplemente que mañana por la noche traeré aquí a una joven y me gustaría que todos ustedes la quisieseis sin reservas: esa joven, caballeros, es como una muñeca rota. No tiene brazos ni piernas. (...) Pero la señorita Goering, tan timorata por lo general, experimentaba esa clase de júbilo que es común a ciertas personas poco equilibradas pero optimistas, cuando se aproximan al objeto de sus temores. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com