El ombligo como centro cósmico: Una contribución a la historia de las religiones (fragmento)Gutierre Tibón

El ombligo como centro cósmico: Una contribución a la historia de las religiones (fragmento)

"Los psicólogos atribuyen singular importancia a los dibujos infantiles. Así como Jung encuentra, en los mándalas pintados por dementes, arquetipos que le permiten penetrar hasta las raíces de ciertas representaciones religiosas de la India, los psicoanalistas descubren en los trazos diseñados por los niños valioso material de estudio. A menudo los dibujos infantiles alcanzan el nivel de revelaciones.
Sin ser psicólogo ni psicoanalista, reconozco en un dibujo de la niña Frica S., de cuatro años y diez meses, algo notable para los estudios onfálicos. Representa un gato, pero un gato con ombligo. Ahora bien: los gatos no tienen ombligo visible. La niña le atribuyó un pormenor del cuerpo humano al cual, obviamente, concede singular importancia: pintó el ombligo más grande y marcado y más reciamente que los ojos.
Los dibujos de otra niña (Victoria R.G., cinco años y siete meses), no tienen menos interés. Victoria agiganta el ombligo en las figuras humanas, como se ve en el "retrato" de su padre, pero también en el gato la proporción del círculo umbilical es desmedida comparada con la nariz. En forma análoga dibuja la abeja. El ombligo, para la niña Victoria, es un aspecto tan esencial del cuerpo que no puede faltar en el gato ni en el insecto; aunque no se vea. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com