El poder, una bestia magnífica (fragmento)Michel Foucault

El poder, una bestia magnífica (fragmento)

"Este aspecto de la lucha apenas ha sido objeto de la atención en Europa o en Francia. Podemos decir, en todo caso, que se le ha prestado demasiado poca. ¿Por qué? Rocé uno de los motivos al responder a la pregunta anterior. El primero es el hecho de que en las luchas el objetivo siempre queda oculto tras la profecía. Así, los aspectos solitarios se borraron igualmente bajo la máscara de la profecía. El segundo motivo es el siguiente. Como se consideraba que sólo el partido era el auténtico dueño de la lucha, y ese partido era una organización jerárquica capaz de una decisión racional, las zonas teñidas de una umbrosa locura, a saber, la parte de sombra de las actividades humanas e incluso las zonas de una oscura desolación -aunque esa fuese la suerte infalible de todas las luchas-, tropezaban con dificultades para surgir a la plena luz del día. Probablemente sólo obras no teóricas sino literarias -como no sea, tal vez, la obra de Nietzsche- hablaron de ellas. No me parece pertinente insistir aquí en la diferencia entre la literatura y la filosofía, pero es indudable que, en el plano de la teoría, no se llegó a hacer justicia a ese aspecto sombrío y solitario de las luchas. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com