El intenso calor de la luna (fragmento)Gioconda Belli

El intenso calor de la luna (fragmento)

"A las tres de la tarde hace calor. Emma ha almorzado con su hija Elena y en el almuerzo ha tomado dos copas de vino blanco para acompañar la sopa de mariscos y el pescado. Se encamina hacia el taller de Ernesto. De camino tiene la sensación de un desdoblamiento. Advierte que cruza murallas internas. Ve desde afuera las altas torres de sus fortificaciones. Una Emma vestida de gasa danza. El viento desenfadado y juguetón la insta a reír. Entra contenta al taller y lo encuentra preparando café. De inmediato él la recorre entera con una mirada que pesa y mide y admira cuanto lleva puesto y que también le da una entusiasta y cálida bienvenida. La televisión está encendida en el canal de noticias. El presentador habla de las futuras elecciones y Ernesto empieza a comentar enfático sobre lo que llama la encrucijada de un país que, como en el mito de Sísifo, está siempre empujando la piedra a la cima sólo para que ésta vuelva a rodar montaña abajo. Ya no tiene ánimos de creer en nadie, le dice, pero esa falta de fe lo deprime, envidia a quienes como ella vivieron una época donde fue posible albergar esperanzas e imaginar con algún asidero en la realidad que cambiarían las cosas. Ella lo mira pensativa. Le gusta lo que ve. La juventud no es sólo el encanto de que él no tenga las ojeras pronunciadas de Fernando o el pelo gris; es su falta de convenciones, la libertad con que opina, pregunta y se propone la vida; es la claridad de sus ojos que coquetean abiertamente con ella. No sabe qué es peor, le responde. A veces ella desearía nunca haber imaginado otro futuro. No sabe si es más duro perder el pájaro que se ha atrapado con la mano o nunca haberlo sentido aletear dentro del puño. Andás muy poética hoy, le dice él. Ella ríe. No quiere que él la atrape en serias conversaciones. Quiere ser la mujer que danza vestida de gasa, liviana; quiere empujar las líneas divisorias que hasta ahora han estado perfectamente demarcadas en el espacio en que ambos se mueven. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com