Carta desde RusiaWolfgang Borchert

Carta desde Rusia

"Uno se embrutece.
Esto es lo que provoca el aire inquebrantable.
Pero el corazón arrugado todavía palpita a veces lírico.
Un casco de acero a la luz del sol de la mañana.
Un pinzón canta y el casco se oxida.
¿Cuánto costará en casa una habitación,
con cama y agua caliente?
¡Si uno no estuviera tan cansado!

Pero las piernas pesan.
¿Te queda algo de pan?
Mañana tomaremos el bosque.
Pero la vida está aquí tan muerta.
Frías y ajenas son las mismísimas estrellas.
Y las casas han sido levantadas de forma tan casual.
Tan sólo en ocasiones ves a un niño de piel maravillosa. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com