Dios y la filosofía (fragmento)Étienne Gilson

Dios y la filosofía (fragmento)

"Pero la realidad es que hay algo que no es Dios. Los hombres, por ejemplo, no son tales actos eternos de existencia absoluta. Hay, pues, algunos seres que son radicalmente distintos de Dios, al menos en que, a diferencia de Él, podían no haber existido, y pueden en cualquier momento, dejar de existir. Así, ser, o existir, no es, de ninguna manera, ser, o existir, al modo como Dios es, o existe; tampoco es ser una clase inferior de Dios, sino más bien no ser Dios. La única explicación posible de la presencia de tales seres finitos y contingentes es que han sido libremente dados a la existencia por "El que es", y no como partículas de su propia existencia, que, por ser absoluta y total, es también única, sino como imitaciones finitas y parciales de lo que Él mismo es eternamente por derecho propio. Ese acto por el que "El que es" hace que exista algo que no es por sí, es lo que en filosofía cristiana se llama creación. De donde se sigue que, supuesto que todo lo que engendre el Dios cristiano debe participar necesariamente de la unidad de Dios, todo lo que comparta esa unidad tiene que ser, por necesidad, no engendrado, sino creado. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com