Apuntes histórico críticos para escribir la historia de la revolución de España... (fragmento)Manuel Pando

Apuntes histórico críticos para escribir la historia de la revolución de España... (fragmento)

"-Apuntes histórico críticos para escribir la historia de la revolución de España, desde el año 1820 hasta 1823-
La Junta, pues, con arreglo á estos principios, debía ir dejando su popularidad y transferirla al gobierno, á proporción de las pruebas que este diese de su buena fe y decisión por el Sistema Constitucional; conservarle el respeto y decoro que los movimientos populares hacen vacilar, y cuya depresión es el precursor de la caída de los tronos y de la subversión de la Sociedad, conciliar é identificar el amor á la Ley y al Rey, y preparar la reunión de Cortes en términos que estas hallasen ya organizados y en acción expedita el Gobierno Constitucional, y estuviesen desembarazadas de todas las atenciones que no fuesen legislativas.
Estos son los principios que la Junta adoptó por norte de su conducta en las espinosas circunstancias, en que plujo á la Providencia fiar á sus cortas luces y débiles hombros, el grave cargo que hoy finaliza, y cuyo desempeño, cualquiera que haya sido, presenta al juicio de la Nación.
Indicados con la posible rapidez y concisión, los más esenciales principios que la Junta adoptó por base de sus operaciones, y los objetos que con ellos se proponía, pasa á hacer un ligero bosquejo de aquellas, citando como comprobantes algunos documentos, pues el referir todos los trabajos sería inútil e impertinente, y mucho más quedando en poder del Congreso para el uso que estime conveniente.
Corto ha sido en verdad el espacio de cuatro meses, que la Junta ha estado al frente de los negocios públicos, pero tan fecundo en materias de su instituto, que para no hacer una aglomeración informe y pesada de sus operaciones, es preciso clasificarlas, reduciendo á una gran sección, las pertenecientes al restablecimiento del régimen Constitucional, y á otra, las tocantes á la marcha del gobierno de la Monarquía, durante las funciones de esta Corporación; y dividiendo después estas dos secciones en las subdivisiones más esenciales, sin mencionar la multitud de pequeños incidentes, que si bien han sido objeto de su trabajo, no deben serlo de su conmemoración, pues aunque han contribuido á establecer el orden, se han confundido después con el mismo, así como las fuentecillas que concurriendo á formar los ríos, se confunden con ellos, al mismo tiempo que ayudan á formar su caudal. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com