El error de Narciso (fragmento)Louis Lavelle

El error de Narciso (fragmento)

"Cosa difícil es hacer concordar la extensión con la profundidad. Algunos [hombres] no tienen ojos sino para el espectáculo del mundo. Necesitan que éste se renueve indefinidamente ante su mirada. Admiran sin cansarse su variedad y novedad, aunque no sosteniendo con él sino un contacto superficial. Les basta que conserve despierta su curiosidad y pueble de imágenes su espíritu, siempre huyendo de la soledad.
Hay otros que permanecen siempre en el mismo lugar. Repasan incesantemente los mismos pensamientos; profundizan indefinidamente el terreno en que nacieron y al que se mantienen atados. Se apartan de las superficies iluminadas por el sol y regadas por la lluvia, buscando allí donde se hallan una fuente subterránea donde poder beber. ¡Qué difícil es y cuán deseable sería poder reunir extensión y profundidad, seguir todos los caminos en los que la vida nos compromete, sin alejarnos nunca del punto en el que ella brota!
Algunos hombres son por sí mismos como fuentes de las que siempre manan nuevas riquezas; los más, en cambio, son como canales que llevan del uno al otro riquezas que ellos no han producido. Vemos espíritus nómadas y otros que son agricultores de su propio suelo.
De ahí que "haya una diversidad de gracias, pero el Espíritu es el mismo, una diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Hay también diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que opera en todos".
Todos los seres reciben la misma luz, pero todos la acogen de diversos modos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com