El narrador (fragmento)Ventura García Calderón

El narrador (fragmento)

"El sistema americano comprendía sin duda la matchiche, porque aquella muchacha la bailó como una profesional del Rat Mort. El pianista de los "Nocturnos" y las "Polonesas" tocaba a maravillas esta música abarrajada. En una esquina de la chimenea, el japonesito retenía en sus ojos exiguos esta visión ligera del mundo occidental, mientras el egipcio, sacudido un instante de su marasmo, me aseguraba que la matchiche era sólo una corrupción de la danza del vientre, no la bailada en los cafés conciertos, ¡voto a Alah! sino la verdadera, la sagrada, en una noche de luna, al son de brazaletes llenos de cabujones, por una mujer sólo vestida de sus cabellos...
Fue menester que la enteca dueña viniera a recordarnos la hora tardía, porque se nos había contagiado la flama del punch. Cuando Zelmira me dijo "buenas noches primito", me pareció una amiga antigua. Seriamente escarbé en la memoria para buscar si no la había conocido en otra parte. Mis impresiones antes de dormir y bostezando, se resumieron en la palabra "encantadora".
Al bajar en la mañana al desayuno, ya había vaciado el yanqui un half and half. Me arrastró sin dificultad a la Tate Gallery donde quedara mi alma esclava de una Astarté prerrafaelista. Y hasta la tarde erramos contemplando aquellas divinas tísicas de Rosetti: Lady María que recibe tan pálida como el lirio de los candores la anunciación del cariño divino; Beata Beatriz que se despierta, en fin, a la vida inefable con las manos abiertas a la esperanza humana. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com