González

Benito González del Valle


 España | 1869-1952




1904 | 35 años
Edificio José Gonzalez del Valle
Madrid | España


1905 | 36 años
Palacio Pablo del Puerto
Madrid | España


1906 | 37 años
Edificio José Peña Chávarri
Madrid | España


1912 | 43 años
 Casa de los Lagartos
Madrid | España


Biografía:
  Arquitecto español nacido en Madrid. Cursó sus estudios en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, en la que se tituló con sólo veintitrés años. Por tanto, su sustrato formativo fue esencialmente ecléctico, aunque en poco tiempo supo desarrollar un estilo propio caracterizado por una reinterpretación progresiva, y en clave modernista, de las fórmulas antiguas que siempre asumió de un modo muy depurado y sobrio, alcanzando con ello resultados casi de vanguardia. En apenas quince años, entre 1897 y 1912, su arquitectura evolucionó rápidamente desde el más ortodoxo eclecticismo decimonónico, presente en sus trabajos iniciales, hasta una sorprendente modernidad basada en el secesionismo vienés, que alcanzó la máxima expresión en el edificio conocido como Casa de los Lagartos (1912). Sus primeras realizaciones, proyectadas entre 1897 y 1901, denotan la influencia de la arquitectura decimonónica y no aportan grandes novedades, aunque sí se observa en ellas un notable gusto por la claridad volumétrica y la contención decorativa, que se generalizarán en obras posteriores. A partir de 1902 inició un período de intensa actividad en el que se suceden una serie de obras de mayor interés. Sobresale por méritos propios el singular panteón de José de la Cámara (1902), temprana asunción de criterios formales secesionistas que convierten a esta construcción pétrea en una de las creaciones más originales del modernismo madrileño. Inmediatamente después ejecutó una trilogía de edificios de viviendas en las calles Ortega y Gasset (1903), Ruiz de Alarcón (1904) y Espalter (demolido, 1905), estos dos últimos para su padre José González del Valle, en los que un sobrio eclecticismo se ve aderezado con elegantes toques decorativos modernistas. De 1904 es su malogrado proyecto para la sede de la Sociedad Azucarera Española, muy atrevido en sus planteamientos compositivos y ornamentales, que fue reemplazado definitivamente por el mucho más clásico de Enrique María Repullés y Vargas. Esta etapa se cierra con la reforma del edificio de viviendas de José Peña Chávarri (1906) en la calle Lagasca, cuya fachada representa, por la plasticidad de sus miradores y el diseño de sus acabados ornamentales, una peculiar asimilación de influencias procedentes del art nouveau internacional. Su corta labor culmina con la realización del edificio de viviendas llamado popularmente Casa de los Lagartos a consecuencia de los reptiles que, a modo de ménsulas, se sitúan bajo la cornisa. La obra constituye un llamativo ejercicio de modernidad, absolutamente novedoso en el paisaje urbano madrileño, que destaca por la fidelidad con que adopta principios extraídos del modernismo secesionista. La uniformidad de la fachada, la rotunda volumetría, los muros lisos, los vanos recortados y la estilización geométrica de los esgrafiados son rasgos que vinculan claramente este edificio con las creaciones más conocidas de la Secesión vienesa. Tras este trabajo excepcional González del Valle se alejó casi totalmente de la práctica arquitectónica, dedicándose a otro tipo de encargos y cometidos. Durante el período de la Segunda República, llegó a ser arquitecto de la Presidencia del Consejo de Ministros. Precisamente su vinculación con el Gobierno republicano le apartó de la vida pública tras la Guerra Civil. Fue entonces, jubilado forzosamente, cuando pudo dedicarse a su gran afición, la poesía, a la que se entregó hasta su muerte acaecida en 1952.  © Óscar de Rocha



Home_Page
Audio | Libreto | Vídeo | Fotos Interiores
copyright © 1998-2022, epdlp Todos los derechos reservados