Pintor

Antonio Pintor


 España | 1862-1946




© epdlp
1894 | 32 años
Ayuntamiento de Santa Cruz
Santa Cruz de Tenerife | España


1903 | 41 años
Edificio Elder & Dempster
Santa Cruz de Tenerife | España


1911 | 49 años
Iglesia de San Marcos
Agulo. La Gomera | España


1911 | 49 años
Iglesia Nª Sra. de la Encarnación
Hermigua. La Gomera | España


Biografía:
  Arquitecto español nacido en Motril, Granada, personaje esencial para entender la configuración de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife y su arquitectura en la transición entre los siglo XIX y XX. Cursa estudios profesionales en Barcelona, diplomándose finalmente en la Escuela Técnica de Madrid en 1886. En 1889 opta a la plaza de arquitecto municipal de Santa Cruz de Tenerife, obteniéndola al ser el único concurrente. Tras su traslado a la isla desde Granada, ejercerá ininterrumpidamente en la dirección urbana del municipio hasta 1932, alternando ese trabajo principal con diversas actividades como técnico privado. Antonio Pintor es un profesional con una gran capacidad de trabajo que dedicará sus esfuerzos a resolver muchísimas cuestiones en el ámbito de lo público. Desde las urbanísticas, las de urbanización y arquitectura hasta, incluso, las de ingeniería urbana. Así, gran parte de los trazados de ensanche de Santa Cruz que se han realizado son diseño suyo. En 1894, formulaba también la configuración viaria del ámbito de Salamanca, parte de la ciudad que se destinará a viviendas baratas. En la esfera privada, Pintor es el técnico de referencia para una gran cantidad de iniciativas arquitectónicas. Así, proyecta viviendas para la Sociedad de Edificaciones y Reformas Urbanas (SERU), tanto en el barrio de los Hoteles como en otras partes de la ciudad en crecimiento. Su arquitectura se caracteriza por un eclecticismo que combina en una primera etapa el orden y el rigor neoclásico en planta con el añadido de ornamentos interiores y de fachada sencillos pero de su propia invención. Posteriormente, evolucionará hasta llegar a asumir lenguajes historicistas de todo tipo, más allá del clasicismo primero. Es una época en la que empiezan a surgir en su obra detalles de estilo propios de la Secesión vienesa y del Segundo Imperio, integrados siempre en sistemas compositivos racionales y funcionales. Finalmente, se atreverá a diseñar edificios con rememoraciones de carácter neomorisco y fachadas en clave modernista. En 1903, realizaría el edificio para la firma comercial Elder & Dempster. Se trata de un edificio de oficinas y viviendas cuyas fachadas se organizan mediante una clásica ordenación de huecos de ritmo seriado sobre un zócalo de aplacado pétreo almohadillado. En numerosos puntos empieza a introducir detalles de corte modernista que enriquecen al conjunto dotándole de una nueva sensibilidad acorde con ese momento de transición formal. Algo similar ocurre con el edificio para Germán del Gallego en el que se incorporan también diversas cerrajerías diseñadas con motivos vegetales y una balconada acristalada en acero en su esquina. De sus últimos años es representativo el edificio comercial de Las Tres Muñecas que presenta una organización de fachada ordenada de huecos repetitivos enmarcados en pilastras decoradas profusamente, con un elemento de balcón corrido central abalaustrado y rematada por dos torreones.  © RAH



Home_Page
Audio | Libreto | Vídeo | Fotos Interiores
copyright © 1998-2022, epdlp Todos los derechos reservados