Pappier

Ralph Pappier


 (Argentina, 1914-1998)





















1948 - 34 años
Pobre mi madre querida  
Pobre mi madre querida
D: Homero Manzi & Ralph Pappier
M: Alejandro Gutiérrez del Barrio



















1950 - 36 años
Último payador, El  
El último payador
D: Homero Manzi & Ralph Pappier
M: Tito Ribero



















1950 - 36 años
Escuela de Campeones  
Escuela de Campeones
D: Ralph Pappier
M: Juan Ehlert



















1958 - 44 años
Morocha, La  
La morocha
D: Ralph Pappier
M: Tito Ribero



















1962 - 48 años
Operación G  
Operación G
D: Ralph Pappier
M: Tito Ribero




Otros Films:

1953 CABALLITO CRIOLLO
1958 EL FESTÍN DE SATANÁS
1962 DELITO
1963 ALLÁ DONDE EL VIENTO BRAMA
1965 ESQUIÚ, UNA LUZ EN EL SENDERO



Biografía:
    Director argentino nacido en Shanghai, China. Una de las figuras emblemáticas del cine argentino de las décadas del cincuenta y del sesenta en el campo de la dirección y de la escenografía. Ya desde su adolescencia se sintió atraído por las artes plásticas. En 1936 llegó a la Argentina y muy pronto, con un enorme bagaje cultural, se incorporó a los departamentos escenográficos de los estudios Pampa Film, San Miguel y Artistas Argentinos Asociados. Su idea de la concepción arquitectónica y su fina sensibilidad le permitieron ambientar casi setenta films, aunque su meta apuntaba a la dirección. En 1948, y junto a Homero Manzi, realizó Pobre, mi madre querida, su primer largometraje, al que siguió, y también juntamente con Manzi, El último payador (1950). Con un ya maduro oficio como realizador, ese mismo año rodó Escuela de campeones, una cálida historia en torno de los primeros pasos del fútbol en la Argentina, a la que siguieron Caballito criollo (1953), poética trama en la que se destacó el protagonismo de Enrique Muiño. Su filmografía continuó con El festín de Satanás (1958), último trabajo para el cine nacional de Tilda Thamar; La morocha (1958), con una inolvidable Tita Merello; Delito (1962), Operación G (1962) y Allá donde el viento brama (1963). Otras tendencias y diversos avatares que comenzaron a opacar el brillo de la cinematografía argentina hicieron que su trayectoria se espaciase cada vez más, y en 1965 dirigió Esquiú, una luz en el sendero, que sería su película postrera. En sus últimos años, permaneció internado en una casa de salud.  © Adolfo C. Martínez


Galardones:
2 Cóndor Escuela de campeones, 1951 - Caballito criollo, 1954



Home_Page
Audio | Libreto | Vídeo | Fotos Interiores
copyright © 1998-2021, epdlp Todos los derechos reservados