Capuletti

José Manuel Capuletti


 España | 1925-1978




1965 | 40 años
Retorno a la luz
Óleo sobre lienzo.
Colección particular
31.5 x 37 cm.



1968 | 43 años
Figuras y edificios en un paisaje
Óleo sobre lienzo.
Colección particular
66 x 49 cm.



1970 | 45 años
Desnudo en un paisaje
Óleo sobre lienzo.
Colección particular
46 x 26.5 cm.



1972 | 47 años
Ojo y mariposas
Óleo sobre lienzo.
Colección particular
19 x 33 cm.



Biografía:
    Pintor español nacido en Valladolid. Desde niño empezó a manifestar su afición y excepcionales dotes para el dibujo y la pintura. Autodidacta, sus comienzos artísticos se desarrollaron primero en su ciudad natal, donde celebró sus primeras y polémicas exposiciones, y poco después en Madrid, orientando esa primera labor hacia el dibujo, la acuarela y los retratos. A partir de 1946 frecuentó el ambiente de los ballets españoles, y se dedicó desde entonces al diseño de decorados y figurines para algunas de las principales compañías de la época. En 1950, en el transcurso de una gira por el extranjero, conoció a Pilar López Fernández, joven bailarina de la compañía de ballet español de José Greco, que se convirtió un año más tarde en su mujer. Fue la compañera ideal para el artista, su modelo casi único y su principal estímulo. En 1951 se instaló en París y en marzo del año siguiente celebró su primera exposición individual en la Galería de André Weil, que fue asimismo su marchante. Tras una época difícil y con penurias económicas, comenzó a abrirse camino en el mundo del arte. Participó en diversas exposiciones y a partir de 1954 ya estaba firmemente asentado en los medios artísticos parisinos, convirtiéndose en un joven valor reconocido por público y crítica. Ese mismo año realizó los figurines y los decorados del espectáculo Arte flamenco puro, que la compañía de Vicente Escudero estrenó en el Teatro de los Campos Elíseos de París. A partir de 1958 realizó varias exposiciones en las Hammer Galleries, de Nueva York, y, al tiempo que siguió exponiendo en diferentes galerías de París, viajó repetidamente por Estados Unidos, donde obtuvo con sus obras un gran éxito de ventas. A mediados de los años sesenta trabajó como diseñador de figurines y decorados para la compañía Harkness Ballet de Nueva York. En 1968 decide abandonar París y retornar a España, tras dieciséis años de ausencia. Se establece en Mairena del Alcor (Sevilla), donde se construye un cortijo. Llevado por su profundo amor a Andalucía y su pasión por el flamenco, dedicó gran parte de su obra a los temas de la fiesta de los toros, el cante y el baile. Así, entre otros muchos trabajos, realizó una colección de cuarenta y nueve retratos dibujados a la témpera blanca y negra de los más célebres cantaores, bailaores y guitarristas flamencos, serie que expuso en 1969 en el Ateneo de Sevilla. En 1973, y tras una época de desavenencias con su mujer, Capuletti abandona su casa de Mairena y se marcha con la que será su joven compañera hasta su muerte, Irish Henrich. Vivieron durante cuatro meses en la finca del rejoneador Ángel Peralta en La Puebla del Río. Fruto de su amistad y colaboración con el diestro fue el libro ilustrado con grabados titulado, Caballo torero. En 1974, Capuletti e Irish se instalaron en Madrid. En septiembre de 1978, en el transcurso de un viaje a Alemania, país natal de su compañera, el artista murió repentinamente. Dotado de gran fantasía creadora, Capuletti cultivó una pintura de grato y sugestivo neorrealismo. Desde sus comienzos acusa una fuerte influencia surrealista, sobre todo daliniana, que mezcla con evocaciones de Giorgio de Chirico, Balthus, Delvaux, Magritte y otros surrealistas. Magnífico dibujante, hizo gala de una técnica académica, muy cercana al hiperrealismo en su última época creadora. El erotismo fue uno de los temas recurrentes de su obra, convirtiéndose la mujer y el desnudo en piedra esencial de la visión del artista. Además de original retratista, cultivó, entre otros temas, los cuadros de naturalezas muertas, en los que consigue sugerentes efectos de trompe l’oeil. Muy interesante es también su producción como creador de escenografías y vestuarios para espectáculos y ballets flamencos de famosos bailaores, como Vicente Escudero, Antonio o Pilar López. Otras facetas de su fecunda creatividad fueron las de dibujante, decorador, ilustrador, grabador y cartelista. Artista muy prolífico, su obra se halla muy dispersa y se conserva en buena medida en colecciones extranjeras.  © RAH



Home_Page
Audio | Libreto | Vídeo | Fotos Interiores
copyright © 1998-2022, epdlp Todos los derechos reservados