Home_Page LeRoyMervyn LeRoy

 (EEUU, 1900-1987)


Films:









1929 - 29 años
Broadway Babies
T.O.: Broadway Babies
Director: Mervyn LeRoy
Música: Leo F. Forbstein










1931 - 31 años
Esta Noche o Nunca
T.O.: Tonight or Never
Director: Mervyn LeRoy
Música: Alfred Newman










1932 - 32 años
Soy Un Fugitivo
T.O.: I Am a Fugitive from a Chain Gang
Director: Mervyn LeRoy
Música: Bernhard Kaun










1936 - 36 años
Caballero Adverse, El
T.O.: Anthony Adverse
Director: Mervyn LeRoy
Música: Erich Wolfgang Korngold










1940 - 40 años
Escape
T.O.: Escape
Director: Mervyn LeRoy
Música: Franz Waxman










1940 - 40 años
Puente de Waterloo. El
T.O.: Waterloo Bridge
Director: Mervyn LeRoy
Música: Herbert Stothart










1942 - 42 años
Niebla en el Pasado
T.O.: Random Harvest
Director: Mervyn LeRoy
Música: Herbert Stothart










1949 - 49 años
Mujercitas
T.O.: Little Women
Director: Mervyn LeRoy
Música: Adolph Deutsch










1950 - 50 años
Mundos Opuestos
T.O.: East Side, West Side
Director: Mervyn LeRoy
Música: Miklos Rozsa










1951 - 51 años
Quo Vadis
T.O.: Quo Vadis
Director: Mervyn LeRoy
Música: Miklos Rozsa










1955 - 55 años
Escala en Hawai
T.O.: Mister Roberts
Director: John Ford & Mervyn LeRoy
Música: Franz Waxman










1956 - 56 años
Mala Semilla, La
T.O.: The Bad Seed
Director: Mervyn LeRoy
Música: Alex North










1956 - 56 años
Al borde del infierno
T.O.: Toward the Unknown
Director: Mervyn LeRoy
Música: Paul Baron










1959 - 59 años
FBI contra el imperio del crimen
T.O.: The FBI Story
Director: Mervyn LeRoy
Música: Max Steiner










1961 - 61 años
Diablo a las Cuatro, El
T.O.: The Devil at 4 O'Clock
Director: Mervyn LeRoy
Música: George Duning




Otros Films:

1927 NO PLACE TO GO
1928 EL HACHA DE LA CLASE
1928 FLYING ROMEOS
1928 LA SEÑORITA SIN MIEDO
1928 YO QUIERO UN MILLONARIO
1929 LITTLE JOHNNY JONES
1929 SU EXITO
1929 TENORIO ENTRE BASTIDORES
1930 A TODA MARCHA
1930 NUMBERED MEN
1930 PIERNAS TRIUNFADORAS
1930 SHOW GIRL IN HOLLYWOOD
1931 BRAD-MINDED
1931 EL DESTINO DE UN CABALLERO
1931 HAMPA DORADA
1931 LOCAL BOY MAKES GOOD
1931 TOO YOUNG TO MARRY
1932 BIG CITY BLUES
1932 DOS SEGUNDOS
1932 HIGH PRESSURE
1932 SED DE ESCANDALO
1932 THE HEART OF NEW YORK
1932 TRES VIDAS DE MUJER
1933 ANA,LA DEL REMOLCADOR
1933 DURO DE PELAR
1933 EL MUNDO CAMBIA
1933 ELMER THE GREAT
1933 SOY UN FUGITIVO
1933 VAMPIRESAS 1933
1934 BELLA ADELINA
1934 EN POS DE LA VENGANZA
1934 HEAT LIGHTINING
1934 QUE HAY NELLIE?
1935 LA DIVINA GLORIA
1935 LUZ A ORIENTE
1935 SU VIDA PRIVADA
1936 THREE MEN ON A HORSE
1937 THE KING AND THE CHORUS GIRL
1937 THEY WON'T FORGET
1938 FOOLS FOR SCANDAL
1941 DE CORAZON A CORAZON
1941 UNHOLY PARTNERS
1942 SENDA PROHIBIDA
1943 MADAME CURIE
1944 TREINTA SEGUNDOS SOBRE TOKIO
1946 SUCEDIO EN EL TREN
1948 LA RIVAL
1949 HAGAN JUEGO!
1952 EL AMOR NACIO EN PARIS
1952 LA PRIMERA SIRENA
1953 MI AMOR BRASILEÑO
1954 ROSE MARIE
1955 LA PELIRROJA INDOMITA
1958 HOME BEFORE DARK
1958 NO TIME FOR SERGEANTS
1960 WAKE ME WHEN IT'S OVER
1961 A MAJORITY OF ONE
1962 LA REINA DEL VODEVIL
1963 MARY,MARY
1966 MOMENTO A MOMENTO
1969 DOWNSTAIRS AT RAMSAY'S
1970 THE 13 CLOCKS


Biografía:
    Director, productor, actor y guionista estadounidense nacido en San Francisco. Actor con tan sólo 12 años, viaja a Hollywood en 1919 y en 1927 comienza una prolífica carrera como director, primero en la Warner Bros, donde realizaría, sin lugar a dudas, sus mejores películas, y luego en la Metro Goldwyn Mayer. Fue considerado uno de los pilares más sólidos de la compañía de los hermanos Warner durante los años treinta y un excelente director de actores. En estos años, se destapa como un impecable artesano de dramas realistas, los cuales reflejaban perfectamente la miseria creciente en la América de la Depresión. El mejor fue Sed de escándalo (1931), un poderoso drama que denunciaba la corrupción de la prensa, especialmente de algunos subalternos que pretenden medrar para escalar de posición. Edward G. Robinson y Boris Karloff fueron de la partida, y el filme tuvo tanto éxito que fue objeto de un inferior remake, con la presencia de Bogart, titulado Two against the world (1936). Pero donde LeRoy demuestra tener un talento especial es en el género negro o en sus variantes. Hampa dorada (1930) puede no ser el primer filme de gánsters de la historia del cine, pero sí el que lo impondrá como género popular. Parcialmente basada en la vida de Al Capone, Hampa dorada narraba la vertiginosa ascensión social de Rico Bandello, quien, trabajando con su amigo Joe Massara (Douglas Fairbanks Jr.) para el gran capo Sam Vettori, tomará el lugar de este último en la banda. La estremecedora composición de E. G. Robinson (que hasta entonces era conocido por sus personajes dulces y gentiles) y la dirección, sobria, de LeRoy consiguieron que no sólo fuera un filme de gánsters y de acción, sino también un interesante estudio psicológico de una serie de estereotipos, pobladores de una sociedad en clara decadencia. Dos años después, en 1932 dirigía Soy un fugitivo, que aunque no consigue repetir el tremendo éxito de 1930, ofrece una de las mejores producciones de protesta social que se venían haciendo por aquellos años. LeRoy esperaría unos años para volver a realizar una espléndida película de cine negro, esta vez en su vertiente de drama social. Sería Ellos no olvidarán (1937), una excelente cinta, donde un gran Claude Rains es el poco escrupuloso fiscal de un pequeño pueblo del sur profundo norteamericano que utiliza el asesinato de una adolescente (Lana Turner, en uno de sus primeros papeles importantes) para asaltar el sillón de gobernador. Después de este filme, inicia una serie de producciones para la Metro, entre ellas la maravillosa El mago de Oz (1939), de Victor Fleming, y dirige un bombazo en las taquillas, El puente de Waterloo, debido en parte a una atractiva pareja protagonista, Robert Taylor y una encantadora Vivien Leigh, en el papel de una bailarina que se enamora del primero. Vuelve por sus fueros con un excelente relato gansteril, Senda prohibida (1942), en el que trabaja de nuevo con Robert Taylor y una inquietante Lana Turner. LeRoy y su guionista, John Lee Mahin, tejen un perfecto relato criminal, con una intriga que se desarrolla con la lógica fatalista del género. Sin embargo, lo que la distingue es su aspecto dramático, algo que LeRoy dominó a la perfección, y sus creíbles personajes.

Pero Mervyn Leroy fue ante todo una institución en Hollywood, uno de esos profesionales, insignes artesanos, capaces de moverse con la misma soltura en cualquier género, poniéndose siempre al servicio de la película, sin pretender hacer por ello una obra personal. En la comedia musical se movió a la perfección. Junto al verdadero mago Busby Berkeley, filma Vampiresas 1933 (1933), una de las obras capitales del género, con dos o tres secuencias antológicas de pura comedia y otro par de números musicales inimaginables que han pasado a la historia del cine. Dentro del drama familiar, realiza la segunda versión de la famosa novela autobiográfica de Louise May Alcott, Mujercitas (1949). Un reparto de campanillas (Liz Taylor, June Allyson, C. Aubrey Smith, Mary Astor, Janet Leigh, Margaret O’Brian), una brillante producción (la dirección artística ganó un Oscar) que reconstruye muy bien la época y un magnífico trabajo de sus actrices, sirve a LeRoy para realizar un filme aceptable y digno, aunque inferior a su predecesor. Demostró también que podía responsabilizarse de una superproducción cuando realizó Quo Vadis, en 1951. Un peplum épico religioso en el que la MGM echó el resto para ofrecer al público un espectáculo grandioso. LeRoy alterna con eficacia los momentos intimistas con los tragicómicos y los épicos que se suceden en las catacumbas y en la corte de Nerón (un inmenso Peter Ustinov) y, sobre todo, él y sus guionistas saben crear personajes. Ocurre que lo que se queda en la memoria de muchos espectadores no sea tanto el incendio de Roma o los encuentros de amor sublime de Deborah Kerr y Robert Taylor sino algunas figuras secundarias: Leo Genn y Peter Ustinov, por ejemplo, que dan una lección de humor, uno contenido, el otro, desaforado. A LeRoy le interesaban más los paganos inteligentes y cínicos que los cristianos piadosos. En los años cincuenta, su obra entra en un progresivo declive, que ni siquiera se verá paliado al suplir a John Ford en Escala en Hawai (1955). Regresará a la Warner, pero sus películas serán perfectamente olvidables, si bien F.B.I. contra el imperio del crimen (1959), aunque un poco larga, es una buena película. A mediados de los sesenta decide que su ciclo ha terminado y se retira. Escribirá sus memorias, Mervyn LeRoy: Take One, y recibirá en 1975 un Oscar especial Irving Thalberg, por su aportación a la industria del cine; en definitiva, había sido uno de los grandes directores en los años treinta y un buen artesano en los cuarenta.  © J.C.P.

Galardones:
  Oscar Honorífico (1945)
1 Globo de Oro A majority of one, 1961


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved