Home_Page JuranNathan Juran

 (EEUU, 1907-2002)


Films:









1952 - 45 años
Ley del Oeste, La
T.O.: Law and Order
Director: Nathan Juran
Música: Herman Stein










1953 - 46 años
Sombras en el Rancho
T.O.: Tumbleweed
Director: Nathan Juran
Música: Henry Mancini & Herman Stein










1953 - 46 años
A Sangre y Fuego
T.O.: Gunsmoke
Director: Nathan Juran
Música: Herman Stein










1957 - 50 años
Bestia de otro planeta, La
T.O.: 20 Million Miles to Earth
Director: Nathan Juran
Música: Mischa Bakaleinikoff










1958 - 51 años
Séptimo Viaje de Simbad, El
T.O.: The 7th Voyage of Sinbad
Director: Nathan Juran
Música: Bernard Herrmann










1964 - 57 años
Daniel Boone (TV)
T.O.: Daniel Boone
Director: Nathan Juran
Música: Lionel Newman










1964 - 57 años
Gran Sorpresa, La
T.O.: First Men in the Moon
Director: Nathan Juran
Música: Laurie Johnson










1969 - 62 años
Al infierno gringo
T.O.: Land Raiders
Director: Nathan Juran
Música: Bruno Nicolai




Otros Films:

1953 EL PRECIO DE LA TRAICION
1953 LA ESPADA DE DAMASCO
1954 DRUMS ACROSS THE RIVER
1954 OPERACION LAS VEGAS
1955 THE CROOKED WEB
1957 EL CEREBRO DEL PLANETA AROUS
1957 LOBOS DE MAR ADENTRO
1958 ATTACK OF THE 50 FOOT WOMAN
1959 UN BUEN DIA PARA LA EJECUCUION
1973 EL NIÑO QUE LLORABA AL HOMBRE LOBO


Biografía:
    Director estadounidense nacido en Gura Humorului, Rumania. Con cinco años se trasladó con su familia a Estados Unidos. Especializado en películas de aventura, ciencia-ficción y fantasía, se inició como director artístico para John Ford, Anthony Mann y Edmund Goulding. The Black Castle (1952), supuso el debut como realizador de Nathan Juran, hasta entonces caracterizado por su polivalencia al figurar en los equipos técnicos de no pocas producciones, en un caso similar al de Byron Haskin, obteniendo incluso un Oscar por su responsabilidad como director artístico en ¡Que verde era mi valle! (John Ford, 1941), y desarrollando con posterioridad, sobre todo en lo que abarca esta década, una dilatada producción en el ámbito del cine de géneros y estudios. Aunque practicó con solvencia varios de ellos, western, cine de aventuras, si de algo es conocida la obra de Juran reside en su aportación para la ciencia-ficción, firmando varios títulos con el inapreciable aliado que supuso Ray Harryhausen, aunque sea bajo su amparo, y dentro del cine de aventuras exóticas, donde consiguiera su mayor título de gloria, Simbad y la princesa (1958). Virtudes y defectos que, de alguna manera, se hacen extensivos al alcance que podía alcanzar la eficacia artesanal desplegada generalmente por Nathan Juran a lo largo de su filmografía.  © Juan Carlos Vizcaíno


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved