Home_Page LancasterBurt Lancaster

 (EEUU, 1913-1994)


Films:









1955 - 42 años
Hombre de Kentucky, El
T.O.: The Kentuckian
Director: Burt Lancaster
Música: Bernard Herrmann




Otros Films:

1974 EL HOMBRE DE MEDIANOCHE


Biografía:
    Actor de cine estadounidense. Nació en Nueva York (EEUU), y su verdadero nombre era Burton Stephen Lancaster. Comenzó su carrera como acróbata en 1932 y acabó convirtiéndose en una de las estrellas de cine más versátiles y sólidas del siglo XX. Durante la II Guerra Mundial, organizó e interpretó espectáculos para las tropas estadounidenses en Italia y el Norte de África. Hal Wallis le contrató al ver su interpretación en la obra de Broadway A Sound of Hunting (El sonido de la caza, 1945). Más tarde, éste permitió a Lancaster trabajar con el productor de cine Mark Hellinger, quien le ofreció el papel protagonista de Forajidos (1946), dirigida por Robert Siodmak, que obtuvo un gran éxito. Con Brute Force (1947) de Jules Dassin y El abrazo de la muerte (1949) de Siodmak se consolidó en el mundo del cine como héroe de películas underground. A continuación interpretó la admirable película El halcón y la flecha (1950), dirigida por Jacques Tourneur, en la que lucía sus dotes acrobáticas y en la que consiguió salir airoso de la comparación con Douglas Fairbanks. Interpretó el papel de aventurero en Apache (1954) y en Veracruz (1954), ambas de Robert Aldrich, el de un ex-alcohólico en Come back, little Sheba (Vuelve, pequeña Sheba, 1952, Daniel Mann) y el del sargento Warden en De aquí a la eternidad (1953, Fred Zinnemann), interpretación que confirmó a Lancaster como un actor capaz de realizar papeles serios más allá de su aspecto físico y seductora sonrisa. Su incursión en el mundo de la dirección no fue muy afortunada (El hombre de Kentucky, 1955). A continuación intervino en una serie de películas interesantes como El farsante (1956, Joseph Anthony), Duelo de titanes (1957, John Sturges), Mesas separadas (1958, D. Mann) rodada en Inglaterra, El discípulo del diablo (1959, Guy Hamilton) y Sin perdón (1960) de John Huston. Esta intensa fase de su carrera se vio coronada por su intervención en la excelente película El fuego y la palabra (1960) de Richard Brooks, donde Lancaster bordaba el papel de un charlatán embaucador, interpretación que le valió el Oscar al mejor actor. Posteriormente, y ya en su madurez, Lancaster se desplazó a Italia donde Luchino Visconti le ofreció el papel del príncipe siciliano en El gatopardo (1963). A los 50 años comenzó a trabajar prioritariamente con directores más jóvenes como Frankenheimer, Sydney Pollack (Camino de venganza, 1968), Frank Perry (El nadador, 1968) y Michael Winner (En nombre de la ley, 1971), películas en las que actuaba de productor o coproductor. Entres sus éxitos posteriores cabe destacar Confidencias (1975) con Visconti; Novecento (1976) con Bernardo Bertolucci; Clave: Omega (1983) de Sam Peckinpah, en el papel de presidente de la CIA, y la deliciosa película Un tipo genial (1983) de Bill Forsyth, en el papel de un millonario.  © M.E.

Galardones:
1 Oscar (Mejor Actor) El fuego y la palabra, 1960


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved