Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Hans Fallada - Rudolf Ditzen : : : : :
  Hans Fallada

    - Rudolf Ditzen -
   (Alemania, 1893-1947)
Fallada
  Seudónimo de Rudolf Ditzen, escritor alemán nacido en Greifswald. Hijo de un consejero judicial, cursó sus estudios de bachillerato en diversas ciudades, Berlín, Leipzig y Rudolstadt, pero a causa de un duelo y de un intento de suicidio fallido, hubo de abandonarlos en 1911. Pasó un año en una clínica psiquiátrica y, tras algunos trabajos eventuales, tuvo que ser internado nuevamente en 1917. En 1923, a causa de una estafa, fue arrestado y condenado a pasar algunos meses en la cárcel, circunstancia que se repitió varias veces a lo largo de su vida, ya que su adicción a la morfina y al alcohol le ocasionaban unas necesidades económicas que no podía cubrir. En 1926 obtuvo un permiso durante el que consiguió dejar de lado su adicción, concentrándose en la escritura. El editor Rowohlt le llevó en 1930 a Berlín, donde publicó en 1931 su novela Campesinos, caciques y bombas, que tuvo una muy buena acogida entre el público. Fue, sin embargo, Hombrecillo, ¿y ahora qué? 1932) la novela que le otorgó la fama internacional. Tras este rotundo éxito, se compró una casa en Carwitz (Mecklenburg) que fijó como residencia para dedicarse tan sólo a la literatura. Falleció en 1947, seguramente como consecuencia del enorme deterioro físico sufrido por su adicción a la morfina. El mundo que Fallada describe en sus obras es un mundo lleno de desesperación, el mundo de las personas de las clases sociales menos privilegiadas. Su gran capacidad de observación, unida a las circunstancias personales extremas por las que pasó, son los presupuestos sobre los que se asienta una literatura realista, exponente donde los haya del periodo literario de la Neue Sachlichkeit. En Lobo entre lobos (1937), construye una visión extremadamente crítica de la sociedad de la República de Weimar en el periodo de la inflación. No es sin embargo un escritor político, sino tan sólo realista, conocedor del mundo de los menos favorecidos, como demuestra también en Cada uno muere para sí (1947). Una novela llena de recuerdos y de humor es Antaño en nuestra casa (1942), a la que siguió un año más tarde la segunda parte Hoy en nuestra casa (1943). Su obra se compone de un elevado número de novelas, así como de historias para niños y cuentos, una obra ingente escrita en pocos años; la escritura se había convertido para él en una nueva droga.  © I. Hernández.

Textos:


Este corazón que te pertenece (fragmento)
Gustavo el férreo (fragmento)
Solo en Berlín (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved