Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Enrique de Aguilera y Gamboa - Marqués de Cerralbo : : : : :
  Enrique de Aguilera y Gamboa

    - Marqués de Cerralbo -
   (España, 1845-1922)
Aguilera
  Político, arqueólogo y coleccionista español nacido en Madrid. A su muerte, donó al Estado español su magnífica colección de obras de arte y el palacio madrileño que las alberga, hoy llamado Museo Cerralbo. Desde muy niño, cuando aún era alumno de las Escuelas Pías, el futuro marqués demostró una rara afición por coleccionar monedas antiguas, en cuya compra, según sus biógrafos, invertía toda la paga semanal. A la muerte de su padre, sucedida en 1867, hereda el título de Conde de Villalobos. Tras fallecer su abuelo pocos años más tarde hereda también los títulos de marqués de Cerralbo, Almarza y Campofuerte, y de conde de Alcudia, Foncalada y Sacro Romano Imperio, además de un generoso patrimonio que administró inteligentemente. Como siempre había demostrado una natural inclinación hacia las Letras y las Bellas Artes, compaginó sus estudios de Derecho con los de Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid, e incluso llegó a publicar algunas composiciones poéticas en La Ilustración Católica. Ya en esta época había dejado bien clara el marqués su vocación política, tras ingresar a los veinticuatro años en el partido carlista. En 1872 fue elegido diputado a Cortes. En 1885 fue nombrado senador del reino, y cinco años más tarde el infante Carlos le pidió que fuese su representante en territorio español. Cuando inició su alejamiento de la política, tuvo más tiempo para entregarse a otras aficiones. Una era la cría de caballos en su finca soriana, donde tuvo magníficos ejemplares que consiguieron premios en varios concursos. Otra, la investigación histórica, disciplina en la que destacó y por la que fue elegido miembro de la Real Academia de la Historia, como más adelante formaría también parte de la Real Academia Española y de la de Bellas Artes de San Fernando. Pero la gran pasión de Enrique de Aguilera fue el coleccionismo. Durante años, el marqués de Cerralbo había viajado por una veintena de países, donde gastó verdaderas fortunas en adquirir obras de arte con destino a su colección particular. A todos los objetos de arte adquiridos en distintos lugares de Europa había que añadir también algunas piezas arqueológicas de primer orden, pues en los últimos años el marqués había desarrollado especialmente su afición por la ciencia de la arqueología, promoviendo y sufragando distintas excavaciones en varios yacimientos españoles.  © Marta Rivera de la Cruz

Textos:


El arte rupestre en la región del Duratón (fragmento)
La caverna de Altamira (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved