Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Diane Di Prima : : : : :
  Diane Di Prima

   (EEUU, 1934)
Di
  Poetisa estadounidense nacida en Brooklyn, Nueva York. Conocida por su poemario Revolutionary Letters, publicado por primera vez en 1971, por la famosa editorial City Lights, fundada por otra figura importante de la Generación Beat, Lawrence Ferlingetti, fue una de tantas mujeres que al no encajar en los esquemas impuestos a la mujer, emprendieron el paso a la emancipación. Ha sido además considerada la figura femenina más sobresaliente de uno de los movimientos trascendentales del siglo XX en los Estados Unidos: los Beats. A mediados del siglo pasado, mujeres como Di Prima comenzaron una lucha por alcanzar espacios que habían sido siempre destinados a los hombres. Las batallas que emprendieron estas mujeres norteamericanas, desde sus trincheras en Nueva York o San Francisco, buscaban la salida de las casas de sus padres sin tener necesariamente que estar casadas; usar ropa floja, pantalones y dejar de usar faldas ceñidas e incómodas; aspirar a tener un trabajo con igual posición y salario que un hombre; luchaban proclamándose a sí mismas como seres sexuales, capaces de disfrutar del placer sexual al que jamás antes tuvieron derecho; pedían que se legalicen los métodos anticonceptivos y que cayeran tabúes como el sexo premarital, entre otras cosas. Y mientras Diane Di Prima luchaba contra la sociedad estadounidense de la época con una actitud irreverente, la poeta abrazaba también el rol de madre, ideándoselas para criar a cinco hijos. En el poema Revolutionary Letter #44, Di Prima precisamente canta a la fuerza que se levanta debajo de la carga dura de la maternidad, a la entrega de la vida por dar vida a otros y así posibilitar la perpetuación de la especie. Ese es justamente el poder de la mujer, una fuerza vital que se impone a la muerte. Y desde ese poder la mujer puede vencer toda barrera, incluso la de su propia mente. La mujer deja entonces de ser el "sexo débil" y es presentada como el símbolo de la revolución, por excelencia.  © Cristina Arboleda

Textos:


El día que te besé...
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved